Trabajar por Internet fuera de España siendo autónomo

A menudo se suele hablar de los distintos tipos de autónomo que existen en nuestro país, los hay con negocios propios sin trabajadores a su cargo, y otros que tienen uno o varios empleados en nómina, lo que los sitúan más cerca de una empresa propiamente dicha.

Sin embargo, y atendiendo a los tiempos que corren en la actualidad, existe un emergente tipo de autónomos que realizan una actividad principalmente basada en un entorno digital.
Hablamos de aquellas personas que obtienen ingresos a través de Internet, vendiendo productos, alquilando espacio publicitario, rentando hosting, y cualquier otro tipo de actividad que les reporta un beneficio económico.

Este tipo de autónomo suele poder administrar su tiempo de forma más eficiente que el autónomo convencional, el cual tiene un horario que cumplir, unos proveedores a los que atender, o un negocio de cara al público.
En el entorno online todo esto no existe. Los costes para el mantenimiento de la empresa se reducen de manera considerable, tanto es así que el autónomo digital solo ha de preocuparse -principalmente- por mantener o aumentar sus ingresos estando al día con las herramientas que tiene a su disposición en este entorno digital.

Ahora bien, para llevar a cabo todas las tareas de mantenimiento y seguimiento de ese negocio digital, el autónomo online -que así lo hemos bautizado- no necesita estar ubicado en una oficina física de forma forzosa, es decir, que puede moverse a cualquier emplazamiento con tal de disponer una conexión a Internet y su equipo de trabajo.

Por tanto, el autónomo online puede permitirse el lujo de viajar a cualquier parte y seguir desarrollando su actividad sin problema alguno.

Presentación de modelos trimestrales estando fuera de España

No supone un impedimento el hecho de estar fuera de España para que el autónomo online presente los modelos a Hacienda.

Trimestralmente, los autónomos han de cumplir con sus obligaciones fiscales, y esto significa la presentación de los modelos correspondientes a su actividad económica.
Estos modelos difieren según la actividad y si se encuentra en estimación directa o por módulo.
En cualquier caso, lo habitual es que un autónomo online esté dado de alta en estimación directa simplificada, y por tanto deba presentar trimestralmente el modelo 303 de IVA y el 130 de IRPF.

No hay obligación de presentar el modelo 130 de IRPF si en más del 70% de tu facturación ya estás aplicando retenciones.

Presentar los modelos trimestrales por Internet

El autónomo online conoce a la perfección el funcionamiento de la Sede electrónica de la AEAT, así como el de la Seguridad Social y otro tipo de Sedes para realizar operaciones de forma inmediata.

Con el uso de un certificado digital o del dni electrónico, el autónomo presenta dichos modelos ante Hacienda desde cualquier lugar, no necesita estar en su despacho, aunque deberá respetar los plazos de presentación y hacerlo manera puntual y correcta.

La no presentación de algún modelo puede significar un requerimiento por parte de Hacienda, la cual cosa complicaría la estancia el autónomo online fuera de España, por lo que tendría que volver a España a comparecer ante la AEAT.

Si se diera el caso y quisiera causar baja de autónomo, aunque estando fuera de España, podría hacerlo usando su certificado digital, y la baja, tanto en Hacienda como en la Seguridad Social se efectuaría de manera legalizada.

avatar
  Subscribe  
Notify of