Impuestos municipales

En este apartado vamos a hacer una recopilación de los impuestos municipales a los que debe hacer frente el trabajador año tras año, tales como el IBI, impuesto de recogida de basura, reciclaje, impuestos de circulación, entre otros.

Debido a que la naturales de estos impuestos son locales, no existe una base de datos común, o mejor dicho, no hay una Sede electrónica que unifique todos los despachos tributarios de todos los municipios de España, por lo que la forma, tiempo y condiciones para la recaudación de estos impuestos no siguen una línea uniforma, sino que pueden variar de una comunidad a otra, incluso de un pueblo a otro dentro de una misma comunidad.

El trabajador que quiere un cambio en su vida, ligado a un cambio de domicilio, tal vez en otro pueblo o en otra comunidad, muy posiblemente le interesará conocer un estimado de los impuestos municipales que pagará en el nuevo emplazamiento en el que vivirá más o menos tiempo, pues no es lo mismo pagar 70€ al año en IBI que 400€.

Impuesto sobre bienes inmuebles

Más conocido en su forma corta como IBI, se trata de uno de los impuestos de mayor peso que debe soportar el contribuyente una vez al año, y que según cada Ayuntamiento, puede incluir una mayor o menor subida de una año para otro.

Como cualquier impuesto municipal, el IBI debe pagarse en su totalidad, sin ningún tipo de rebaja aunque el contribuyente no tendrá ingresos al estar de baja laboral, aunque algunos Ayuntamientos ofrecen la opción de un pago dividido en tres, y pagadero en varios meses.
Se trata de una forma prorrateada que se ofrece para que el contribuyente no tenga que hacer un gran desembolso inicial, aunque un prorrateo a menudo significa el pago con intereses, de modo que el pago final resultará mayor, y por tanto el contribuyente terminará pagando algo más por este impuesto.

Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica

Más comúnmente conocido Impuesto de circulación, es un tipo de impuesto que grava sobre los vehículo mecánicos, y especialmente gravoso en vehículos antiguos con un alto nivel de contaminación, ya sea diesel o gasolina, aunque en los vehículos diesel es más alto.

El Ayuntamiento se encargará cada año de emitir una carta al contribuyente con las directrices necesarias para abonar este impuesto, y la fecha para el pago depende del Ayuntamiento en cuestión, dando generalmente un margen de dos meses para proceder al pago.

Aunque los Ayuntamiento se empeñan en conminar al contribuyente a que proceda a la domiciliación de todos los impuestos municipales, incluido este impuesto de circulación, no es una obligación en absoluto para el contribuyente hacer la orden de domiciliar, pues el pago puede hacer cada año utilizando el numero de referencia que se indica en la carta del impuesto en cuestión.

No es para recomendable acudir personalmente al banco a pagar este impuesto, puesto que los bancos -aunque tienen la obligación de atender este servicio a todo el mundo, incluidos los no clientes- se esfuerzan por establecer unos horarios limitados en los que se pueden hacer los pagos de este tipo de tributos.
Para los bancos esto representa una pérdida de tiempo, pues el hecho de que un contribuyente acuda a pagar un recibo no le compromete a nada más con el banco, y por tanto es tiempo perdido, y por eso suelen establecer horarios limitados, como de 10:00 a 12:00 como reza en muchos carteles para poder abonar estos impuestos.

Aunque también estaría la opción del pago en cajero automático, lo más sencillo para el contribuyente es realizar el pago por Internet, directamente desde la web tributaria del Ayuntamiento, en donde el contribuyente puede ver todos sus recibos y por tanto, acceder a cada uno de ellos y proceder al pago utilizando la pasarela de pago que tenga contratado el Ayuntamiento con el banco.

Impuesto de recogida de basuras

El importe a pagar por este impuesto es relativamente modesto en comparación con el IBI o el impuesto de circulación en muchos casos, y al igual que estos dos el impuesto se recauda una solo vez al año.

También es posible prorratearlo, aunque con cantidades modestas no sería recomendable hacerlo de ese modo, pues recordemos que todo prorrateo, por pequeño que sea siempre vendrá acompañado de un recargo.

En algunos casos en que se trata de personas en situación de vulnerabilidad, ciertos impuestos, como el de recogida de basuras, pueden tener algún tipo de subvención que supone una reducción del propio impuesto, y todo ello que gestionado por el propio Ayuntamiento.

Impuesto de gestión de residuos

Aunque es un impuesto municipal, su gestión suele llevarla la Diputación Provincial del municipio al que pertenezca, por tanto la información de este impuesto, así como los recibos pendientes, no serán notificados por el Ayuntamiento del contribuyente, sino por la demarcación territorial a la que pertenezca.

Por ejemplo, en la Diputación Provincial de Valencia quedarían incluidos todos aquellos Ayuntamientos de su demarcación, y por tanto es en la Sede electrónica del a DPV en donde el contribuyente debe consultar los impuestos relacionados con la gestión de residuos.

Este tipo de impuesto suele estar dividido en dos pagos, y con dos meses de diferencia, es decir, que la totalidad de este impuesto no se paga en un único recibo, sino que se abona en dos veces, generalmente en julio y octubre, aunque depende de la Diputación Provincial.

Para este impuesto también es posible domiciliar los pagos, o directamente realizar una transferencia desde la Sede electrónica de la Diputación (recordemos, no del Ayuntamiento).

Impuesto del incremento del valor de los terrenos

Hablamos ahora de uno de los impuestos más polémicos de los Ayuntamientos; la plusvalía.
Este impuesto tenía más sentido en tanto que una persona adquiría una vivienda y, al cabo de ciertos años, vendía esa vivienda por un precio mayor al de compra.
En estos casos no había duda que se había producido un incremento patrimonial, en algunos casos incrementos sustanciales, y por tanto era necesario gravar esos ingresos extra, no solo de cara a Hacienda, sino también al Ayuntamiento.

Ahora bien, esta tendencia de comprar una vivienda a un precio y su posterior venta por un precio mayor ha ido desapareciendo, especialmente desde la gran crisis inmobiliaria del 2008, y llega a darse la paradoja que el contribuyente vende su vivienda por un precio inferior a su precio de compra, y aun así, el Ayuntamiento le recalcula el impuesto que tendrá que pagar por una supuesta plusvalía, cuando en realidad no existe incremento de patrimonio, sino todo lo contrario.

Cierto es que mucho Ayuntamientos, desde hace años, dejan de emitir la plusvalía en ciertos casos en los que detectan que no hay incremento patrimonial, o si acaso la emiten, el contribuyente alega su circunstancia y el Ayuntamiento da un paso atrás.

Consultar recibos en el Portal Tributario

Para consultar los recibos pendientes de pago, así como lo que ya han sido abonados, los Ayuntamientos suelen contar con su propio portal tributario en donde el ciudadano accede con su certificado digital, dni electrónico, o algún otro sistema de autentificación con contraseña o clave.

Como hemos dicho anteriormente, no se trata de un sistema unificado por todo el territorio español, sino que cada municipio implanta su propio sistema al que acceden los ciudadanos que están registrados en el padrón.

En la siguiente imagen vemos un ejemplo de cómo se muestras los datos tributarios del contribuyente, en el que se muestra el IBI urbano, el impuesto de circulación relacionado con el vehículo del contribuyente, y la tasa de recogida de basura.

Impuesto sobre actividades económicas (no municipal)

Este impuesto solo recae sobre los trabajadores autónomos y empresas, es decir, un trabajador por cuenta ajena no ha de presentar declaraciones informativas o pagos a hacienda de forma trimestral, puesto que la empresa para la que trabaja ya lo hace por él.

Declaración trimestral modelo 303
Declaración trimestral modelo 130
Declaración informativa modelo 390


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *